RESUMEN HISTORICO DEL CLUB GRAU

El Club Grau es la más característica de nuestras instituciones, representa lo más florido del frondoso Arbol de la Piuranidad. Su fundación fue un acto de fe y de reafirmación en los altos valores de la moralidad y de la justicia; del honor y la decencia; del cumplimiento del deber y del culto al hogar y la Patria que en grado sumo residen en el Hijo Predilecto de este jirón norteño del Perú, el sin par MIGUEL GRAU.

El hombre de la iniciativa, el Prefecto del Departamento Don Federico Moreno, tuvo conciencia que el pueblo, sección vital de la sociedad, debía organizarse para “operar una gran resolución social”. Reúne a los obreros en número de cien y pasando del pensamiento a la acción fundan el 1º de Noviembre de 1885 la “SOCIEDAD DE ARTESANOS GRAU DE AUXILIOS MUTUOS”, bajo la advocación del héroe de Angamos; se reconoce como patrono a San Miguel no por el Arcángel mismo sino porque GRAU fue bautizado con el nombre de tan seráfico espíritu. En todo esto hay un mandato que no debe olvidarse: Rendir constante y perenne homenaje cívico patriótico al Gran Almirante.

Entre los fundadores, algunos analfabetos, hay veintiséis (26) mangaches* de los cuales ocho (8) son ALBAN y dos de ellos, combatientes de la Guerra con Chile.

La primera directiva de efímera existencia, dos meses apenas, por mandato de los Estatutos, estuvo presidida por D. Parcémon FUENTES y fue juramentada por el Prefecto, gestor de la sociedad a quien por unanimidad se le declaró Presidente Honorario de la misma.

En la Historia del Club distínguense tres etapas perfectamente marcadas:

1.  Sociedad de Artesanos GRAU de Auxilios Mutuos (1885-1908).
2.  Club GRAU de Tiro al Blanco (1909-1950).
3.  Club GRAU (1950 – 1985).

Veamos la historia condensada del Club a través de sus tres épocas:

PRIMERA ETAPA: Sociedad de Artesanos GRAU de Auxilios Mutuos (1885-1908)

LA JUNTA DE LA SUERTE

Fue la novedad que introdujo la directiva de Don Fermín Chunga (1886) con el objeto de atraer a los socios y ayudar su economía haciendo efectivo el auxilio mutuo que se debían. La “Junta de la Suerte” o “pandero” favoreció en el primer sorteo, con un suculento premio de CINCUENTA Y DOS SOLES al socio Santos SAHUMA, ayavaquino quién murió longevo a la avanzada edad de 92 años, habiendo gozado en sus últimos años, en su condición de “socio fundador” de una pequeña pensión que le concedió el Club.

PRIMEROS SOCIOS NO ARTESANOS

Ya en 1887 bajo la Presidencia de don Guillermo ALMESTAR se acepta el ingreso de socios no artesanos: Don Eduardo Reusche y el Dr. Baltazar Emilio Arrunátegui que gozaban de simpatías entre los elementos de la clase trabajadora. Corresponde al Presidente Alméstar presentar por primera vez a la Junta General de Socios, su Memoria que hoy y siempre ha sido mandato imperativo de las normas institucionales que algunos presidentes no cumplieron.

RECESO DE LA SOCIEDAD

El entusiasmo de los socios decae, se deja de cotizar las aportaciones económicas a tiempo lo que trae consigo se suspendan las suscripciones de los diarios y no se paguen los alquileres del local; se produce entonces el receso de la institución hasta 1892.

El Presidente de la recesión fue Don Francisco Jiménez y el de la reactivación Don Rubén ROJAS, con éste se pone en funcionamiento una nueva “Junta de la suerte”; en 1893 ingresa como socio Don Antonio Sánchez, Escribano de Estado, casado con Doña María Cerro, de cuya unión matrimonial nació, en la Mangachería, el Presidente Constitucional del Perú, General Luis M. Sánchez Cerro.

DOS PRESIDENTES MANGACHES

Durante la primera etapa de la Historia del Club Grau, asumen la presidencia del mismo dos ilustres hijos de la Mangachería Don Ignacio SANCHEZ (1895) y Don Enrique del Carmen RAMOS (1899).

Don Ignacio Sánchez como maestro ganó en vida, la consideración y respeto que pocos alcanzan; los padres tenían orgullo al decir que sus hijos eran discípulos del precelaro maestro. Como Presidente de la institución el Sr. Sánchez supo capear con inteligencia y serenidad la difícil situación en que la recibió.

En cuanto a don Enrique del Carmen Ramos cuya biografía está insertada en otra sección de este libro, diremos, repitiendo a Don José Vicente Rázuri, el historiador de Club: “Llevado a la Presidencia en 1889, hizo evolucionar las viejas costumbres y los arraigados vicios en que se mantenía la institución, en su desenvolvimiento pobre y lamentable”. “Se preocupó del bienestar de la Sociedad, del incremento de sus rentas, de la solvencia de sus asociados; y observando que los artesanos contribuían en muy limitada acción al engrandecimiento de su colectividad, invitó a distinguidas personalidades a inscribirse en los registros obreros y, por primera vez, alternaron el trabajador y el capitalista”. “Fue el auténtico iniciador del progreso de la Sociedad”.

Se abre una cuenta de ahorros en el Banco Perú y Londres que funcionaba en la esquina de la Avenida Grau y la calle Cusco.

LA GALERIA DE TIRO

En 1900 tomaba las riendas del Club a partir del 15 de Enero, don Pedro Rivera Núñez que concibe el proyecto de Construir una Galería de Tiro; en Mayo de ese año el Ministerio de Guerra concede el uso de cuatro rifles “Malinger” con una dotación de cien tiros cada uno. Aparece así la Sección de Tiro que más tarde se constituiría en una institución independiente. La Galería de Tiro; se inaugura el 13 de Octubre de 1,901 durante la presidencia de don Julio Rodríguez. Los socios, sin pago alguno y sin necesidad de inscripción pasaron a miembros de la Galería. A partir de entonces la institución aunque no oficialmente comenzaría a denominarse “Sociedad de Artesanos Grau, Auxilios Mutuos y Tiro al Blanco”.

LOS TERRENOS DEL CLUB

En 1901 el Alcalde de la ciudad Don Ramón Ruidías hace conocer a la Sociedad mediante Oficio Nº 629 que el Concejo había acordado cederle un terreno municipal para el funcionamiento de la Galería de Tiro. En 1903 en la segunda presidencia de Don Pedro Rivera Núñez, la Sociedad da un voto de aplauso al Senador por Piura, don Enrique Coronel Zegarra que había ofrecido presentar un Proyecto de Ley para que se otorguen 300 libras peruanas para la terminación de la obra.

La toma de posesión de los terrenos se realizó el 15 de Mayo de 1904. En esa oportunidad y de acuerdo al derecho antiguo, después de sentarse el acta correspondiente, el Tesorero Sr. Francisco Amurós se “revolcó” en la arena e hizo “PIS” sobre el médano en señal “de posesión real y verdadera”. Presidía el Club don Enrique LOPEZ ALBUJAR.

HONOR A LOS HEROES DE LA GUERRA

Don Carlos Schaefe, socio honorario y mecenas de la institución dona en 1905 una hermosa placa de mármol de Carrara en la que estaban grabados, para recuerdo de la posterirdad, los nombres de los piuranos caídos en la fratricida guerra que nos declaró Chile en 1879; la lista de piuranos heroicos estaba encabezada por Miguel Grau. Por acuerdo unánime de la Directiva presidida por Don Nicolás Gonzáles, la hermosa placa quedó colocada en la Estatua de la Libertad, Plaza de Armas, donde aún puede admirarse.

EL HISTORIADOR DEL CLUB

Don José Vicente Rázuri conocido en la fama con su seudónimo LATA publicó en 1948 un volumen de 320 páginas tituladas “El Club Grau en la Historia de Piura”, obra clásica para conocer el desarrollo de esta importante institución. El autor, natural de San Pedro, Pacasmayo, distinguióse por su bonhomía; supo ser amigo y hacer amigos, cualidad innata de su gran personalidad. Nosotros lo recordamos, venerable, en su incomprendido peregrinaje, ciego ya de los ojos del cuerpo, no del espíritu, repartiendo cultura a través de los doce libros que sobre Piura y los piuranos escribió.

Rázuri ingresó al Club en 1906, durante la presidencia del Dr. César H. León, fue nombrado Vocal en 1911. En más de una evocación de su vida: en charlas hogareñas, amicales e institucionales referíase al CLUB, así con mayúsculas para reafirmar luego: al CLUB GRAU, prueba gráfica de su cariño por la institución. Falleció LATA el 13 de Marzo de 1968 en Lima y si los deseos que manifestó en vida algún día se cumplen sus respetables despojos deben venir a Piura para descansar en su seno.

SEGUNDA ETAPA: Club GRAU de Tiro al Blanco (1909-1950)

EL CLUB GRAU DE TIRO AL BLANCO

Hasta el 30 de Junio de 1908 se había mantenido el nombre primitivo de: “Sociedad de Artesanos GRAU y Auxilios Mutuos”, llamándosele en oportunidades Club de Tiro. En la fecha mencionada el Prefecto del Departamento, Don Juan Ignacio Seminario dio a conocer que el Supremo Gobierno había reconocido a la Sociedad como institución de Tiro bajo el nombre de “CLUB GRAU DE TIRO AL BLANCO”. En esa oportunidad el naciente Club recibe del Gobierno cuatro fusiles Mauser y cuatro Malinger, 2350 cartuchos, 2 viseras, 2 espejos, 2 caballetes de puntería, 120 cacerinas de instrucción y un estuche de limpieza. Presidía el Club Don Víctor Seminario y Gonzáles que, fue reelegido para el período de 1909; asumió el cargo y dejó después la Presidencia al Sr. Rodolfo Alfageme, vice-Presidente, entonces y antiguo contendor.

Habiéndose nombrado Capitán de Tiro a Enrique López Albújar, este socio ahora Patriarca de las Letras Nacionales guiado por sus sentimientos patrióticos propuso que deberían fundarse Clubes de Tiro en todas las Provincias del Departamento. El 29 de Diciembre se elige Presidente para 1910 al Sr. Rodolfo Alfageme con lo cual los socios demostraron estar de acuerdo con la forma como gobernó el Club en su calidad de Presidente Interino durante 1909.

LA DICTADURA ARTADI

En 1911 asume la Presidencia del Club Don Carlos Artadi Vásquez cuyo paso por diversas instituciones públicas y privadas de Piura ha dejado muestras de su desinteresado proceder y de su clara inteligencia. El 24 de Diciembre día en que florecían los “Nacimientos del Niño Dios” es elegida la Directiva Artadi, teniendo como Vice-Presidente a Don Germán Carnero siendo llamado a mitad del año para ejercer una Vocalía, Don José Vicente Rázuri. El Presidente Artadi era un hombre de acción, pensaba que, las obras en favor de la comunidad debía ejecutarse sin mucho preámbulo. Imbuido en esa filosofía y contando con la anuencia de su directiva, “asumió en el Club una admiración dictatorial” en contraste con la actitud de anteriores directivas que solicitaban la reunión de la Junta General hasta para poner en ejecución medidas de escasa importancia.

Comenzó una era de ejecución de obras como antes no se habían realizado. El Presidente sin ser autorizado adquirió las locetas necesarias para arreglar el piso del único salón que se había construído en los terrenos del Club; se procedió a arreglar los alrededores del local, algunos asociados contagiados por el afán de trabajo comenzaron a colaborar. El Club funcionaba en una casa de la calle de La Libertad y una noche… una noche, cuenta el Vocal de Turno, en ese momento, Don José Vicente Rázuri, él, el Presidente, el Vice-Presidente, Germán Carnero y Rodolfo Alfageme con dos cargadores contratados, sacaron las pertenencias del Club y en la mañana del 4 de Julio de 1911 se instalaba en su propio local. Debe anotarse, para que no se olvide que muchos gastos, como la compra de locetas los sufragó el Presidente y que el Tesorero, Sr. Oscar Ortega, sólo atendía inflexiblemente los gastos autorizados por la Directiva. Ejemplar actitud de estos socios y de toda la Directiva, por eso la “Dictadura Artadi” resultó beneficiosa para Jose Vicente Rázuri, en 1913, 1914 y 1915, este año Rázuri fue tesorero. La “Dictadura Artadi” llega a su término, el poder los había desgastado a lo que se agregaba el viaje del “dictador” a Europa; así el Club prácticamente se encontraba al garete.

LA VENTA DEL CLUB EN 1919

Durante el Gobierno de Don José Pardo se proyectó instalar en Piura una estación radio-telegráfica. Se pensó realizar tal instalación en el magro edificio del Club por encontrarse “a las afueras de la ciudad”. El Ing. Tamayo, venido de Lima, explicó que el Gobierno podía tomar de inmediato el terreno puesto que las actividades de tiro al blanco no se cumplían, comprando la edificación en $10,000.00. Presidía el Club don Ricardo Espinoza quien se negó a colaborar con el proyecto asignando el mando a don Alfredo Checa. Reunidos los socios en número de 23, dice José Vicente Rázuri, participante de la reunión, se “acordó vender el Club” y con el dinero producto del contrato construir un Club-Jardín junto al puente Viejo o un edificio en la Avenida Grau.

Dos socios únicamente se opusieron a la venta: Pedro Gonzáles Castro y Telésforo Barreto. El Sr. Gonzáles dijo:

“He venido a esta sesión con el espíritu sereno para defender los derechos del Club. No es posible que por un poco de monedas quiera arrebatarse al pueblo de Piura lo que tiene derecho a conservar. Aquí en este local no hay dinero de los ricos, no hay dinero del Gobierno, no hay dinero de los extranjeros; esto representa los centavos del pueblo y por eso me opongo a la venta, porque no nos pertenece. Sólo representamos al pueblo trabajador”.

La venta no puede perfeccionarse porque el 4 de Julio de 1919 Leguía derrocó a Pardo quedando todo relegado al olvido.

BODAS DE ORO

En 1935, Presidente Don Ramón Romero, el Club Cumplía 50 años desde que en fecha memorable se fundara la Sociedad de Artesanos GRAU. El 10 de Mayo por tener que viajar a Europa renuncia al cargo asumiéndolo el R. Guillermo Gulman Lapouble a quien tocó presidir los festejos del Cincuentenario. El programa fue preparado por una Comisión especial integrada entre otros por Leoncio Elías, Néstor Martos y José Vicente Rázuri. Reina de la celebración fue la Srta. Josefina Nuñez a quien el recordado TOM, Luis Montero, la denominó además, “Mascota” del Equipo de Tiro. En el banquete hicieron uso de la palabra: el Presidente Honorario, Sr. Pedro Rivera Núñez, el Dr. Gulman y la Reina de la Institución.

LA PRIMERA PISCINA

Al año siguiente de la celebración de la Bodas de Oro reelegido el Dr. Gulman, la Directiva acuerda construir una piscina nombrándose una comisión especial presidida por el socio Américo Garcés Grillo, Presidente en los años 1945 y 1946. El constructor fue Don Enrique Drouard, miembro de la comisión.

El 1º de Enero de 1938 ante la expectativa general y contándose con nutrida concurrencia la obra fue inaugurada. Los primeros en bañarse “oficialmente” fueron: Néstor Martos, Leoncio Elías, Américo Garcés y Arturo Rivera León. Era Presidente del Club Don Manuel J. Checa Eguiguren. En la antigua piscina se realizaban competencias organizadas por la Liga de Natación y Water Polo.

TERCERA ETAPA: Club GRAU (1950 – 1985)

Se iniciaba esta etapa o época contemporánea del Club con la Presidencia del Sr. Guillermo Artaza Pérez, que elegido en 1949 fue reelegido en 1950. Carlos Robles Rázuri llama a esta etapa “La época de oro” por considerarla la más importante del Club.

Veamos sus antecedentes. El 14 de Marzo de 1947 se dicta la ley Nº 10,831 que adjudica en propiedad del terreno que fuera cedido por la Municipalidad al Club. La ley fue resultado de las tenaces gestiones realizadas por los parlamentarios piuranos: Senadores; Leoncio Elías Arboleda y Jaime Benitez y por los Diputados, Jorge León Seminario y Ricardo Temoche, a todos ellos se nombró socios honorarios para manifestarles el agradecimiento del Club. Los terrenos tenían un área de 188.162 m2. Presidía la institución el Sr. Luis Temple Sánchez.

LA GESTION ARTAZA

A no dudarlo, Don Guillermo Artaza Pérez realizó una de las gestiones más brillantes del Club impulsando las actividades artístico-culturales como no se había hecho antes. Se rindió homenaje a los ex presidentes del Club, la Orquesta Sinfónica del Club hábilmente dirigida por el maestro y compositor Sr. Wilfredo Obando tuvo exitosas presentaciones; se realizaron Olimpiadas internas y dictaron importantes y documentadas conferencias.

Artaza era de opinión que la Sociedad de Tiro se independizara del Club y en ese sentido encaminó sus esfuerzos contando en Lima con la invalorable colaboración y apoyo de Don Federico R. Bolognesi, Vice-Presidente de la República, Genaro Carnero Checa, distinguido y combativo periodista y del edecán del Presidente de la República, Mayor César Carmen Nole. Las gestiones culminaron con el Decreto-Ley Nº 11,383 del 29 de Mayo de 1950 que desdobló las dos instituciones, coronando los deseos del Club y consiguiendo además la autorización “para urbanizar, lotizar y vender, el área ocupada por el actual Polígono de Tiro al Blanco”.

Por esta ley que beneficiaba a la institución se nombró “Socio Benefactor” al Presidente General Manuel A. Odría. Para llevar a la práctica las disposiciones de la ley se creó la “Comisión Permanente” que se encargaría de la urbanización de los terrenos cedidos y la edificación de un nuevo local; su primer Presidente fue el Dr. Juan Roberto Velasco Espinoza.

EL NUEVO LOCAL

Uno de los primeros pasos dados por la Comisión Permanente fue encargar se levantaran los planos para la Urbanizaicón Grau, a las firmas “Danmert Muelle”, “Flores y Costa” y “García Rada”.

En 1957 presidiendo el Club Don Antonio Leigh Rodríguez se cursó invitación a la Sociedad de Arquitectos del Perú para realizar un concurso, entre los arquitectos nacionales, para confeccionar los planos del nuevo edificio que fue ganado por los ingenieros Carlos Aranda Holder y Antenor Orrego Spelucín, quienes recibieron el premio de $ 30,000.00 acordado por el Club. El proyecto por un monto de $ 3’046,214.68 fue ejecutado por el consorcio formado ad-hoc por los ingenieros Juan CLARKE CABADA y Gustavo MOHME LLONA, ambos casados con damas piuranas.

Correspondió a la Directiva Presidida por el Dr. Rafael Vega García, en Mayo de 1961, estrenar y poner a disposición de los socios y de Piura en general, el hermoso local del que ahora nos sentímos orgullosos. El local, no está demás decirlo, es uno de los mejores del Perú por la suntuosidad de sus salones y los espaciosos ambientes deportivos que ostenta. La arquitectura del Club es sobria y elegante.

En sus amplios ambientes se efectúan constantemente conferencias y exposiciones sobre los más variados temas culturales, artísticos, científicos, literarios y profesionales.

EL DOCTOR “CRIOLLO”

Todos conocemos al Dr. Alejandro Alberdi Carrión llamado con cariño el “Dr. Criollo”. En 1971 bajo su presidencia se realizaron importantes actividades culturales, sociales y deportivas que contribuyen a mejorar ostensible la imagen del Club. Importante cita a nivel internacional que reunió a representantes de Bolivia, Chile, Ecuador, Venezuela y Perú fue el 2º Capítulo Regional de Odontología; la exposición de cuadros del alemán Rugendas; la presentación del espectáculo folklórico, “El Algodonero” montado en el Coliseo Deportivo por la Sra. Pina de Riofrío y el “Primer Simposium sobre Literatos Piuranos”.

UN BRILLANTE ANIVERSARIO

En 1968 el Club cumplía 83 años de existencia por lo cual la Junta Directiva de entonces, bajo el comando de Don Francisco Hilbck Eguiguren, acordó celebrar ese aniversario con singular brillo programando un conjunto de actividades llevadas a cabo en Programa especial del 28 de Octubre al 10 de Noviembre. Nada quedó al azar. Se descubrió una placa recordatoria en honor a los fundadores del Club; tuvieron lugar interesantes competencias y actuaciones sociales y literarias. En sesión solemne, el Vice-Presidente, Dr. Rogerio León Seminario, leyó un conceptuoso discurso que constituye por su fondo y forma una de las mejores síntesis sobre la Historia del Club. El Presidente Hilbck fue premiado por sus actividades en pro de la institución.

UN NUEVO PRESIDENTE MANGACHE

Dirigió el Club durante el ejercicio 1977 – 1978 el Dr. José ALBAN RAMOS, nacido como Don Ignacio Sánchez y Don Enrique del Carmen Ramos, en la Mangachería. En conjunción con todos los miembros de su Directiva Albán Ramos, impulsó el Club por el camino de progreso trazado por anteriores directivas.

Hé aquí algunas de las más importantes actividades llevadas a cabo:

  • Publicación de un Boletín Informativo
  • Nombramiento de una “Comisión de Reforma de los Estatutos”, presidida por el consocio Dr. Ramón Abásalo Rázuri.
  • Auditoría General del movimiento económico del Club, en cumplimiento de los estatutos.
  • Conferencias a cargo de distinguidos Profesores de la Universidad Nacional Técnica de Piura.
  • Exposición fotográfica “Presencia de México”, inaugurado por el Embajador de México, Excelentísimo Sr. Dr. JOSE F. VILLAREAL, que fue atendido por el Vice-Presidente del Club, Dr. Rolando Raygada, en ausencia del Presidente.
  • Exposición fotográfica sobre Checoslovaquia, inaugurada por el Embajador de dicha República Socialista, Excelentísimo Sr. Dr. Vaclar MOLOSIK.
  • Exposición sobre el “Libro Italiano”
  • Formación de un “Grupo de Aficionados al Teatro”.
  • Se dictaron cursos gratuitos de guitarra, acordeón, teoría musical y estética general; Profesora Srta. Margarita Peralta Chunga.
  • Se instituyó el “Martes Cultural” que permitió, sin interrupción, se dictaran semanalmente, conferencias, presentaciones teatrales, recitales poéticos y musicales, etc.

PRIMER FESTIVAL REGIONAL DE MARINERA

Constituyó la realización de mayor envergadura de la Directiva ALBAN RAMOS. Sin lugar a dudas fue el número de mayor impacto de la Semana Piura de 1978. El Festival promocionó la cultura popular a nivel regional incentivándose una corriente turística benéfica para el comercio y la industria local, a la par que exaltó nuestro pasado histórico departamental, pues se hizo conocer como nunca en nuestro medio, el Idolillo de Frías, Símbolo del Festival y hoy convertido por el Instituto Nacional de Cultura (INC) en símbolo de la piuranidad. La Comisión Organizadora del Festival fue presidida por el Sr. Don Eduardo MOROTE AÑAÑOS. Primer Vice-Presidente, por renuncia del Dr. Rolando Raygada Zambrano.

LA DIRECTIVA DEL CENTENARIO

En 1983, convocados los socios a elecciones resultó elegido Presidente el Sr. Manuel Burneo Fossa, “Manolo”, hombre de club, y caballeroso deportista, cultor del tennis. Tocó a esta Directiva afrontar la difícil situación derivada de las grandes precipitaciones pluviales, caídas ese año en todo el departamento. El Club quedó seriamente dañado y la tarea de rehabilitación fue afrontada con “decisión, entusiasmo, cariño y esfuerzo, por la Directiva, que permitió en pocos meses contar nuevamente con los servicios normales de la institución sin haber solicitado desembolso alguno para cubrir los enormes gastos que acarrearon dichas obras”.

Siguiendo la ruta trazada por anteriores directivas, el “martes cultural” se convirtió en “jueves cultural” cuya actuaciones semanales tienen lugar en el “Salón Merino” del Club. Otras realizaciones importantes fueron: creación del Orfeón Infantíl; incremento del capital bibliográfico de la Biblioteca del Club, denominada, por acuerdo de Directiva y con el beneplácito de los socios, “Biblioteca Víctor Pérez León” en homenaje a la memoria del recordado socio prematuramente desaparecido; adquisición de un hermoso piano de concierto; instalación y funcionamiento del Baño Sauna y Gimnasio.

UN FESTIVAL QUE HACE TRADICIÓN

Del Boletín Informativo que a manera de MEMORIA ha publicado la Directiva Burneo, copiamos los parágrafos siguientes: “En 1983, pese a la dura prueba que el Club Grau había sufrido ante el embate de las fuerzas de la naturaleza, la Junta Directiva decidió revivir el Festival Nacional de Marinera que hacía varios años, en tiempos del Presidente Dr. José Albán Ramos, se había realizado en nuestro coliseo. Teníamos la necesidad de contribuir a levantar el espíritu de nuestro pueblo después del desastre y no había mejor medio que convocando a un concurso de bailes peruanos que a un tiempo fuera diversión, espectáculo y desarrollo cultural. Asi se organizó el II Festival Nacional de Tondero y Marinera adicionando al concurso de nuestro baile nacional, la expresión del sentir popular del norte con el piuranísimo tondero”.

ACERTADA REELECCION

Para el período 1985 – 1986 ha sido reelegido el Presidente Burneo y la casi totalidad de su Directiva que ha significado una clara demostración del respaldo de los socios ante su buen desempeño. El Club como lo dijimos al inicio de este resumen histórico fue fundado el Primero de Noviembre de 1885 y por tanto cumple ya el CENTENARIO de su existencia. Le ha correspondido así a la actual Directiva pasa a la Historia del Club como la “Directiva del Centenario” y a Manolo como “El Presidente de Centenario”.

Bibliografía
José Albán Ramos – Ex Catedrático Principal de Sociologia General, Sociología del Trabajo y Derecho Comercial de la Universidad Nacional de Piura; Abogado en ejercicio; Ex Secretario General de la U.N.P.

Recuento Histórico Cultural del Departamento de Piura – Editor Nemesio Ubillus Castro
Piura – 1985


Mangache: Se les llamaba a las personas que vivian en los barrios de la zona norte de Piura.
Mangachería: Familia de mangaches.